Lesbi Les

The Pussy Lover

  • 30th Septiembre
    2014
  • 30
  • 30th Septiembre
    2014
  • 30
  • 30th Septiembre
    2014
  • 30
  • 30th Septiembre
    2014
  • 30
  • 28th Septiembre
    2014
  • 28
  • 26th Septiembre
    2014
  • 26
  • 16th Julio
    2014
  • 16
  • 16th Julio
    2014
  • 16
  • 15th Julio
    2014
  • 15
  • 12th Julio
    2014
  • 12
  • 12th Julio
    2014
  • 12
  • 12th Julio
    2014
  • 12
  • 12th Julio
    2014
  • 12
  • 7th Julio
    2014
  • 07
  • 7th Junio
    2014
  • 07

De la Fantasía a la Realidad: parte 3

Continuación:

Mi subconsciente ya estaba más cómodo con la idea del trío, tanto que me hizo tener otro sueño húmedo, pero este iba más allá lo podía sentir tanto como si fuera real, el color de la habitación, el perfume que emanaba cada una de sus cuerpos, la humedad de mi novia, los labios de Verónica, la cara de deseo y pasión de cada una era todo un poema para mis ojos, ahí estábamos las tres consumiendo lo más divino de cada una de nosotras, era el trío perfecto.

Días después se volvió a dar la oportunidad de ir a la cuidad de donde era Verónica, pero esta vez no la veríamos a ella ya que no nos podía acompañar a hacer nuestras diligencias, pero inconscientemente le dije a mi novia que era mejor quedarnos a que hacer dos viajes, ya que al día siguiente teníamos que volver además que así daba chance de ver a Verónica, ya para ese entonces mi novia sabía que yo quería hacer un trío pero no sabía quién iba hacer nuestra invitada, por lo que cuando Verónica me llamo para decirme que estaba cerca del hotel donde nos estábamos hospedando mi novia me dijo “Dile que suba y así hacemos el trío”, obviamente que mi cara fue un poema, mi novia había dado justo en el clavo sin saberlo, pero yo nerviosamente le dije que si estaba loca y lo negué hasta el final mientras tenia a Verónica por teléfono, ese momento fue muy loco pero con el solo simple hecho que mi novia lo mencionara la adrenalina se me subió a 1000 por hora. Ese día salimos normal a comer y la pasamos bien chévere, mi novia se había dado cuenta lo nerviosa que me puse al momento que me dijo para que Verónica subiera así que empezó a preguntarme o lanzar flechas para saber si era ella la chica con quien quería estar, mis respuestas eran que podría ser pero no era seguro, que cuando yo estuviera segura que la chica se atrevería a estar con nosotras yo le revelaba quien iba a ser nuestra invitada.

Pero la verdad es que yo no le puedo ocultar nada a mi novia, así que a los días le dije que era Verónica con quien me provoca estar, ella lo tomo normal y me hizo las preguntas típicas, ¿Por qué con ella? ¿Qué te gusta? y ¿Cómo vas hacer para decirle?, mis respuestas fueron que realmente no sabía porque me atraía para hacer ese tipo de cosas y que no sabía cómo caerle a una chica teniendo yo novia, por más que mi novia lo supiera era algo incómodo sin embargo mi novia en cierta parte me dio luz verde para hacerlo, pero antes lo conversamos mucho y entre esas conversas le dije que a mí me parecía que Verónica quería con ella, el sexto sentido de cuaima que tenemos todas las mujeres Jajajajaja, días después decidimos hacer una reunioncita y le dijimos a Verónica para que viniera y si no tenía donde quedarse que se quedara con nosotras y así fue, la reunión estuvo muy buena, jodimos, hablamos y bebimos mucho, pero como todo inicio tiene su final la reunión se acabó y llego la hora de dormir, las tres nos arreglamos para dormir por primera vez en la misma cama, pero para ese entonces Verónica no tenía idea de mis planes traviesos, cuando me vi acostada entre mi novia y ella sentía que mi corazón se iba a salir, fue muy excitante, mi novia me besaba la espalda y me acariciaba divinamente pero yo de buena y decente le dije a mi novia que mejor era parar porque no estaba segura si Verónica se iba a animar.

Días después decidí dar un paso más fuerte y contarle a la invitada cuales eran mis intenciones con ella, un día puse en Twitter “Si nosotras hacemos buena pareja, contigo haríamos un buen trio” mi novia contesto a este tweet “agree”, le hice capture al tweet y se lo envié por un Direct de Instagram a Verónica, al rato le escribí tipo normal y le pregunte que si había leído el Direct que le envié por Instagram y me dijo que no que iba a revisar para ver, yo espere pacientemente su respuesta la cual fue obviamente que no se lo esperaba y empezó a preguntar todo de nuevo y ahí fue cuando me dijo que le atraía un poco más mi novia, mi sexto sentido de cuaima nunca falla, pero de verdad que no me importo más bien me dio la oportunidad de usar a mi novia como carnada Jajajajaja hasta me pareció excelente idea que nada fuera tan reciproco, solo entre mi novia y yo. Dos días después y unas largas y picaras conversaciones muy interesantes ya no existía tanto hielo entre las tres así que nos volvimos a ver, ya entre mi novia y yo había más confianza con ella por lo que las puntas cuando la vimos no se hicieron esperar, al principio se sonrojaba un poco y se reía pero ya después le fue agarrando el hilo al asunto, hasta creamos un grupo por whatsapp y empezamos hablar más abiertamente del tema y obviamente las reglas que íbamos acodar para que todo se diera en total armonía, fijamos una fecha tentativa pero por cosas del destino el encuentro se dio un poquito antes de lo esperado…

Ese día es inolvidable para mí, mi fantasía se estaba haciendo realidad. Llegamos a la cuidad donde vive Verónica y la pasamos buscando, la adrenalina ya recorría todo mi cuerpo desde el momento que íbamos en camino y al verla aumento un poco más, yo ya me había tomado una smirnoff para aplacar un pocos los nervios y activarme pero la verdad es que la mezcla de la adrenalina y el alcohol me ayudó mucho me puso algo LesbiLes, llegamos al local y hablamos de todo un poco y pedimos unos cuantos tragos, yo estaba sentada en el medio de esas dos mujeres y la verdad es que no me daba pena acariciarles las piernas a ambas al mismo tiempo mientras hablábamos, en una de esas mi novia se fue al baño y me quede sola con Verónica, estaba nerviosa pero decidida a sacar mi lado más perverso, recuerdo que yo estaba viendo la pista de baile y ella se me acerco al oído a decirme algo, la verdad es que no recuerdo lo que ella me dijo solo recuerdo haberle visto sus labios y me dieron unas ganas terribles de besarlos por lo que le dije lo que estaba sintiendo en ese momento, ella ni corta ni perezosa me dio un buen beso muy divino por cierto, y seguimos hablando de lo más normal mi novia llego y la verdad es que no sentí nada de culpa por besar a Verónica mientras mi novia no estaba ya que así era como lo había soñado. Estuvimos un rato más en ese lugar y después nos fuimos a otro, tomamos otros tragos más y bueno nos fuimos a nuestro hotel.

El deseo, la pasión y la lujuria incitaron a pecar en lo más carnal de este mundo, la fiesta estaba por comenzar, al llegar a la habitación mi novia y yo nos empezamos a besar muy pero muy apasionadamente, ella me fue desnudando y yo a ella, no se en que momento entro Verónica a jugar, mi mundo daba vueltas pero me sentía tan bien que de un momento a otro ahí estaba besando a otra mujer delante de mi novia y déjenme decirles que es muy excitante, besar a Verónica mientras sabía que mi novia me estaba viendo me llenaba de placer, se sentía sucio pero placentero y más cuando la mirada de mi novia me respondía con deseo, ella me besaba, yo penetraba a mi novia y mi novia a mí, sentir su humedad en mis dedos y los suaves labios de Verónica en mi cuerpo diosssss con solo recordarlo es como volverlo a vivir… estaba extasiada de tanto placer no lo podía creer, estaba con la mujer que amo y la chica que deseaba desde algún tiempo es el mejor sueño hecho realidad, sentía que las dos estaban compitiendo por darme placer y placer del bueno, hubo un momento en que Verónica me tomo para ella sola hizo y deshizo conmigo como ella quiso mientras mi novia nos contemplaba cerca pero a la vez lejos, solo podía ver su cara picara y llena de éxtasis, que momento tan divino bueno todos fueron divinos otro momento que me encanto fue cuando yo estaba arriba de Verónica besándola mientras mi novia nos penetraba a las dos, sentir los gemidos de placer que le generaba la mano de mi novia me excitaba tanto y sentir que mi novia también me estaba penetrando era una locura total; otro momento que me encanto fue cuando mi novia y yo nos estábamos dando sexo oral en la clásica posición 69 mientras Verónica me penetraba con sus manos expertas, excitar a mi novia mientras Verónica y ella me daban placer a mí fue brutal, la verdad es que no sé qué droga igualaría esa sensación pero les puedo asegurar que lo disfrute al máximo y que es una locura total. Mi novia fue la iniciación al mundo lésbico y ahora Verónica se estaba volviendo en la confirmación de mi lesbianismo.

Absolutamente toda la experiencia fue muy buena, supero mis expectativas, cada beso, cada gemido, cada orgasmo lo disfrute al máximo, gracias a esta experiencia nuestra relación sexual ha salido completamente fuera de la rutina a parte que nos dio más firmeza en nuestra relación sentimental, no me puedo quejar mi fantasía se convirtió en algo divinamente real.

Gracias totales a mi novia y a Verónica por cumplir mi fantasía.